ADIVINANZAS INTENCIONADAS 
Este mes tenemos a su disposición un compilado de adivinanzas de corte picaresco e intencionadas, de uso desde hace ya mucho tiempo en las tertulias y reuniones tanto formales como informales en nuestro Chile popular. 

DESCRIPCION:
La  Adivinanza es una especie de enigma que en la conversación familiar se propone para divertirse al descifrarlo. Expresiones de un pueblo, generalmente picarescas,  se ubican geográficamente representando las vivencias de cada sector. Sus objetivos particularmente han sido entretener, despertando el interés de las personas por encontrar sus contenidos. Han sido escuchadas  en juntas de campesinos, en juegos de niños, en velorios  de  pueblo,  para acortar el tiempo etc.

La Adivinanza tiene ascendencia española, lo cual queda evidenciado  en las colecciones de adivinanzas americanas, donde cada lugar posee características especiales.En Chile existen colecciones de adivinanzas ordenadas por regiones, lo que es como una exposición nacional – zonal, aunque en su mayoría corran por todo el país.

La mayor cantidad se encuentra escrita de una manera gráfica y sencilla, la cual encierra ingenio y poesía, observación y experiencia. También, forma parte en Chile como en otros países, junto a los cuentos fantásticos, al chascarrillo, etc., pasatiempos con un marcado sentido social. 

ADIVINANZAS PICARESCAS :

 
  • Me fui por un caminito y encontré a mi abuela, le levante las polleritas y encontré cosita buena. (El chupón)
  • Mi mamá me dijo y me dijo así: un mete que saca y un tamaño así…  
    (El pan)
  • Una señora amante salió a bailar y quedó interesante.
    (El huso)
  • Un redondito y un redondón, un mete que saca y un rayador…
    (El pan y enceres del horno)
  • Una fila de soldados todos mean a un lado.  
    (Las goteras)
  • Boca arriba y boca abajo no lo adivina ningún carajo…  
    (El plato)
  • Sácalo marido que lo quiero ver…. está muy feo vuélvelo a meter.  
    (Pan del horno)
  • Chimea, chimea toma agua y nunca se mea.  
    (La gallina)
  • Entró por un blando y pasó por un duro con las pelotitas colgando.  
    (El arete)

Recopilación de la obra: “Mitología de Chiloé”,  de F. Santibañez Rogel y Guillermo Miranda.