Zona Central

 
La Guitarra : 
Es el  más difundidos de nuestros instrumentos musicales, como también en todos los países de habla hispana; su árca de difusión abarca todo el país a lo largo y ancho de nuestro territorio. 
Es de gran difusión y de la más antigua tradición. Su nombre viene del árabe gitára, como transcripción  del griego kithara. La española tenía  seis cuerdas simples. La primitiva, en Chile, tuvo seis cuerdas dobles. 
Al principio se ejecutaba empleando una especie de uñeta hecha de madera, marfil o concha llamada plectro, pero a fines del siglo XV empezó su ejecución digital, costumbre mantenida hasta nuestros días. 
La guitarra hasta nuestros días, forma parte en las bandas nortinas de las cofradías danzantes, en los conjuntos folklóricos campesinos y urbanos, en los conjuntos chilotes y en la Isla de Pascua donde reemplazó al Ukelele; además de su uso por los cantores populares y poetas.

 
El Arpa  : 
También conocido como instrumento de música selecta, fue muy difundido desde la V a la VIII regiones sobre todo en el siglo pasado. Gracias a la labor de rescate de varios grupos tradicionales en las últimas dos décadas, su sonido ha vuelto a ser habitual en los escenarios chilenos. De forma triangular consta de columna, caja de resonancia y arco,  donde se colocan las 35 cuerdas que cuenta este instrumento en el ámbito tradicional.

 
El Charango : 
De origen quechua y aymará. En Chile se usa en el Norte Grande hasta la Provincia de Antofagasta. Es una guitarra pequeña con caja de caparazón  de quirquincho o armadillo americano. Tiene cinco pares de cuerdas generalmente metálicas. Lo usan las cofradías danzantes del Norte Grande.

 
Pandero : 
Deriva del pandero español. Es un instrumento urbano; sirve como membranófono e idiófono de sacudimiento simultáneamente; esto lo transforma en un instrumento combinado. Posee forma hexagonal; esta construido de madera y se añade una membrana de cuero. 
Las redondelas metálicas colocadas en su parte externa lo transforman en idiófono de entrechoque. 
Se utiliza preferentemente en el acompañamiento de la llamada cueca centrina, que se interpreta principalmente en quintas de recreo, boites, ramadas populares, etc.

 
Cacharaina o Quijada : 
Como su nombre lo indica, es una quijada de burro o mula a la que se le sueltan los molares y premolares. Se ejecuta rozando los dientes con un palito o golpeando directamente la parte superior con el puño. Sosteniéndose la parte inferior con la otra mano.

 
El Tormento : 
Idiófono de percusión, de golpe directo; especie de mesita, la cual el ejecutante tañe con los dedos. A veces suele usarse dedales. 
Sirve para acompañar cuecas, tonadas y danzas campesinas del centro y del norte chico de chile.

 
La Bandurria : 
Casi extinguido  en nuestro folklore musical, encontrándose escasos cultores  en la Zona Central del país. 
Parecida a la guitarra, la bandurria es menor en tamaño y su caja tiene forma de pera. Tenía tres cuerdas y en la actualidad tiene doce cuerdas parcadas. Se toca con uñeta de plástico o hueso.

 
La Vihuela : 
La Vihuela es un derivado de la guitarra española. Tuvo plena vigencia en los salones y chinganas de la época colonial y de la independencia. Es casi igual a la guitarra española., pero de caja más estrecha y menos acinturada, lo que le da una gran sonoridad. Tiene cinco cuerdas dobles.

 
El Guitarrón : 
El guitarrón es también un instrumento folklórico derivado de la guitarra española y su arca de difusión comprende las provincias de Aconcagua a Concepción. Tiene una caja de mayor cuerpo; en la boca de la caja lleva aberturas que en conjunto semejan  una flor de margarita. Su diapasón  y clavijero también es mayor, y a que consta de 25 cuerdas agrupadas en 5 ordenes múltiples, más cuatro cuerdas suplementarias llamadas diablitos. 
Quedan muy pocos Guitarrones, debido principalmente a las dificultades provocadas por su ejecución y afinación.

 
El Mandolino : 
De origen europeo, se deriva del laúd y se usa en el Norte Grande de Chile y en Chiloé. 
El Mandolino es una especie de guitarra pequeña con caja de resonancia abombada, al igual que el laúd. En su cubierta tiene una lamina de metal a la altura de la boca, para proteger el instrumento del continuo roce de la uñeta sobre las cuerdas. Tiene cuatro cuerdas parcadas. 
Se usa en el Norte Grande por bandas de cofradías nortinas en fiestas de Carnaval.

 
El Requinto : 
Instrumento folklórico chileno de gran vigencia durante la Colonia, hoy casi ha desaparecido. Su área comprende el centro del país. 
Tenía doce cuerdas, distribuidas en seis pares dobles. Actualmente tiene seis cuerdas simples, al igual que la guitarra. Su cuerpo es similar a ella, pero más pequeña.

 
La Cítara : 
Fue el instrumento más usado por los griegos y es una  de las primeras variante del arpa. Consiste en una caja plana de forma trapezoidal, con cuerdas extendidas a lo largo de una de sus caras. En Chile se la usó con diapasón semejante a la guitarra para llevar la melodía  y con ménsula semejante al arpa para acompañamiento; se rozaban sus cuerdas con una uñeta o plectro colocado el instrumento sobre la rodilla o sobre una mesita. Es un cordófono, la cual fue actualizada por los colonos alemanes en el sur del país, que se establecieron a fines del siglo pasado, pero que no fue incorporada a nuestro folklore musical.

 
La  Lira : 
Es un cordófono tan antiguo como la cítara y también deriva del arpa egipcia o sumeria. Consiste en varias cuerdas tensas colocadas en un marco
volver